El equipo IWT2 colabora desde sus inicios con la plataforma Design Thinking en Español. Actualmente estamos profundizando en la investigación sobre la aplicación de la metodología en proyectos propios.

El Design Thinking es una metodología utilizada a nivel global para obtener soluciones ajustadas a las necesidades reales de los usuarios.

Tiene una gran aplicabilidad a cualquier sector, debido a su flexibilidad. Es una generadora de innovación que hoy en día utilizan empresas como Google, Facebook, Apple, o Zara.

Al contrario que en otros procesos de trabajo, donde se selecciona una idea inicial y se desarrolla hasta su ejecución, el Design Thinking baraja desde un principio un sinfín de posibilidades que nacen de un estudio exhaustivo del usuario objeto, que participa en todo el proceso hasta llegar a una solución definitiva.

El Design Thinking se diferencia de otras metodologías por su carácter lúdico, colaborativo, y empático. Su proceso está compuesto de 5 fases cuyo objetivo es favorecer la innovación desarrollando soluciones efectivas.
design thinking
En primer lugar, se tiene en cuenta al usuario. En la fase de Empatía nos pondremos en la piel de las personas para las que estamos desarrollando una solución. El objetivo es obtener la máxima información posible sobre cuáles son sus necesidades en relación a la solución a desarrollar.

En la fase de Definición deberemos cribar la información obtenida e identificar campos de oportunidad para la generación de innovación.

Durante la fase de Ideación, nos marcaremos como objetivo la generación del mayor número de ideas posibles, que haremos tangibles en la fase de Prototipado.

En la fase final de Testeo, junto con los usuarios, decidiremos cuáles son factibles y construirán nuestra solución definitiva. Podremos volver hacia atrás y adelante en el proceso en cualquier momento.

Los usuarios se ven involucrados en casi todo momento. No tomaremos ninguna decisión definitiva sin haberla compartido primero con ellos. De esta forma, el resultado final se ajustará al 100% a sus necesidades, sin sorpresas, y en definitiva, con un alto índice de éxito.

Hoy en día la Ingeniería del Software se enfrenta a un gran reto: Hacer que los productos que desarrollemos sean accesibles a los usuarios. Fáciles de usar, intuitivos, ajustados al abanico total de usuarios, sin información excesivamente compleja o superflua. En definitiva, ponernos en la piel de los usuarios y desarrollar soluciones que además de cumplir con los objetivos del proyecto, se ajusten a las necesidades de uso de cada individuo.

El Design Thinking, debido a su carácter empático, soluciona este reto. Desde el equipo de IWT2, ofrecemos servicios formativos sobre Design Thinking, e igualmente apoyo en proyectos concretos, mediante el uso de la metodología.